Prohibido Rendirse


prohibido rendirse

No soy muy dado a las prohibiciones, ni a las que nos imponen ni a las que nos imponemos nosotros mismos en forma de miedos, inseguridades, prejuicios… pero esta prohibición sí que merece la pena!

*(visto en facebook)

Anuncios

La Psicología Positiva y el beneficio mutuo trabajador-empresa


Estamos viviendo una época en la que unicamente oímos hablar sólo de beneficios económicos, productividad, rebaja de condiciones laborales… Bajo estas condiciones de presión parece difícil el fomentar un ‘clima’ favorable. Es una pena que desde diferentes ámbitos se fomente la visión de que el trabajador es un número y su consiguiente imagen de que la empresa es ‘un exprimidor’. Una correcta formación (que parece que empieza a emerger) en los beneficios mutuos que la aplicación de la Psicología Positiva podría otorgar a trabajador y organización se hace altamente deseable.

alienacion

A partir de que Seligman y Csikszentmihalyi iniciasen oficialmente el estudio de la ‘Psicología Positiva’ como una rama con entidad e importancia propia dentro de la propia Psicología se iniciaron sistematicamente una serie de estudios al respecto de los efectos que la puesta en marcha de las teorías de esta nueva disciplina podían tener en diferentes ámbitos de la vida. Esto incluyó al funcionamiento de las organizaciones.

Los distintos estudios analizados señalan que las prácticas positivas dentro de la organización que favorecen el desarrollo y el crecimiento de los empleados se relacionan positivamente con los resultados deseables de la organización como es, entre otros, el rendimiento. Por ejemplo, el clima y las prácticas positivas dentro de la organización (Ozcelik, Langton y Aldrin, 2008), el liderazgo de servicio y transformacional (van Dierendonck y Nuijten, 2010), el capital psicológico positivo (Luthans, Avolio, Avey y Norman, 2007), la flexibilidad psicológica (Bond, Flaxman y Bunce, 2008), la satisfacción de los trabajadores (Judge, Thoresen, Bono y Patton, 2001), el bienestar psicológico de los trabajadores (Wright, Cropanzano y Bonett, 2007), el compromiso (Bakker y Leiter, 2010), la experiencia de fluir (Demerouti, 2006) entre otros, predicen positivamente el rendimiento de los trabajadores. En otras palabras, la adopción de un enfoque de desarrollo y crecimiento de la persona en el contexto de trabajo parece estar asociado con un aumento de las ganancias de la organización.

De las conclusiones de estos estudios, se pueden derivar una serie de implicaciones prácticas recomendables:

  • Habilitar el desarrollo de un clima y unas prácticas organizacionales positivas, por ejemplo, ofrecer recursos para facilitar el equilibrio trabajo-familia (horarios flexibles, semana laboral comprimida, el teletrabajo, las instalaciones de guarderías, etc.), introducir programas de tutoría, facilitar la recuperación con tiempos de descanso adecuados y días de descanso, promocionar la generación de un clima de apoyo entre los empleados, etc.
  • Analizar las características de los puestos de trabajo y de los recursos, promoviendo retos y desafíos en lugar de obstáculos buscando, así como la motivación, el compromiso y la facilitación de la experiencia de fluir.
  • Seleccionar los coordinadores y los directores teniendo en cuenta sus características como líderes de servicio y/o transformacionales (no sólo las diferencias individuales, sino también sus relaciones dentro de la dinámica social) y, por otro lado, promover igualmente la emergencia natural y la formación de estos dos tipos de liderazgo.
  • Realizar intervenciones para mejorar el capital psicológico y la flexibilidad psicológica de los empleados mediante distintas técnicas como las provenientes de la terapia de aceptación y compromiso (ACT) aplicada al trabajo.

(Puedes leer el artículo completo al respecto en Infocop)

Adelante!


La constancia, la perseverancia, perseguir tus sueños, ‘keep on trying’, llámalo como quieras pero si entre tus fortalezas se encuentra ésta trata de no perderla y si no es así haz lo posible por fomentarla. Nunca sabes lo cerca que puedes estar de conseguir tu objetivo…

adelante

Como dice Queen en una de las mejores canciones de la historia ‘we’ll keep on trying, till the end of time’

‘Yes, we can’


El ‘Yes, we can’ de Obama* es quizá la mejor frase que haya pronunciado nunca un político. Cuando la empleo durante la campaña presidencial de los EEUU en 2008 seguramente no era consciente de la potencia de 3 simples palabras (o sí), palabras que se han convertido en un potente slogan.

*Días después de publicar esta entrada en positiviza.com, emitieron en Telediario 2 de RTVE este mini-reportaje sobre el origen de éste slogan y parece ser que tiene una historia bastante más larga e interesante…al menos dos años antes de que Obama lo pronunciase ya la afición de Ecuador la había utilizado y en los años 70 era el lema de dos sindicalistas hispanos en EEUU :

 

Screenshot - 02_06_2013 , 23_50_48

yes we can

Yes, sí, afirmación. No hay palabra más positiva que esa y no estaría nada mal que nos acostumbremos a usarla más a menudo, siempre que podamos. ¿Qué frase te resulta más estimulante después de un partido del deporte que elijas?: ¡Sí, he ganado! o ¡Bien, no he perdido! Yo lo tengo claro, siempre mejor en positivo. Yes, sí, significa ¡por supuesto! ¡a por ello! ¿Os imagináis a Obama diciendo ‘maybe, we can’? Seguro que ahora nadie recordaría esa frase. El ‘sí’ nos implica compromiso, seguridad, positivismo… no dejamos ningún resquicio a la duda.

We, nosotros. Después de la fuerza afirmativa del sí, viene el nosotros. Ese sí lo estamos diciendo nosotros, todos, el que hable y los que escuchan, nadie se puede escaquear. Potenciamos el sentido de pertenencia, tenemos una misión común, tú no eres ajeno a esta marea positiva que se te está ofreciendo. Afirma Seligman en una de sus conferencias que uno de los rasgos que distinguen a las personas felices es que son ‘extremadamente sociales’. Este ‘We’ nos está dando la posibilidad de eso, de ser sociales, pertenecer a algo importante!!

Can, podemos. Presente de indicativo. No nos está diciendo que ‘podríamos, pudimos, puede ser, perhaps we could….’ Nosotros podemos, también, sin dudas. Si os gusta el fútbol habréis visto últimamente en muchos estadios cómo los equipos que están luchando por no descender parece que se transforman al grito de su afición de ‘sí se puede, sí se puede!!’ ¿os suena?

En fin, 3 palabras con sólo 8 letras… a veces lo más sencillo tiene un efecto infinitamente mayor que el típico discurso de 2 horas.

Y digo yo… si a Obama ese slogan le ha dado un resultado tan espectacular, ¿por qué no nos lo aplicamos cada uno de nosotros cambiando solamente una palabra?

Yes, I can, Sí, yo puedo. Por supuesto que puedo, sin dudas, sin excusas. Como dice este cartel, sin arrugas en los sueños y en las esperanzas.

envejece

Actitud: Valentía, Persistencia y Creatividad


¿Eres vendedor? Quizá te veas reflejado en este simpático video. Una cigüeña que sin saberlo nos muestra a la perfección 3 de las Fortalezas propuestas por Seligman y que sin duda te pueden ayudar mucho en tu labor del día a día:

Valentía: No dejarse intimidar ante la amenaza, el cambio, la dificultad o el dolor. Ser capaz de defender una postura que uno cree correcta aunque exista una fuerte oposición por parte de los demás, actuar según las propias convicciones aunque eso suponga ser criticado. Incluye la fuerza física pero no se limita a eso.

Persistencia Terminar lo que uno empieza. Persistir en una actividad aunque existan obstáculos. Obtener satisfacción por las tareas emprendidas y que consiguen finalizarse con éxito.

Creatividad: Pensar en nuevos y productivos caminos y formas de hacer las cosas. Incluye la creación artística pero no se limita exclusivamente a ella.

Al final la cigüeña seguro que consigue sus objetivos. ¿Y tú?



El premio, al más rancio


Hoy he leído en Muy Interesante un artículo que me ha dejado un poco de piedra, aunque es algo que tristemente ya sospechaba de mi experiencia como trabajador en alguna que otra fábrica: Los empleados amables ganan menos. ¿Sorprendente? Cómo digo, tristemente no me sorprende porque lo he vivido en mis propias carnes (todos hemos escuchado hablar de los jefes bordes, antipáticos, insensibles…) ¿Justo? Creo que es un grave error. Puede venir de la falsa imagen del jefe latiguero, del jefe que desconfía de sus empleados y piensa que se necesita mano dura y pocas amistades con los subordinados para hacerles trabajar.

¿Quién duda de que la actitud se contagia? Afortunadamente, y creo que  esto es así aunque no tenga datos para confirmarlo, esto poco a poco va cambiando. Las empresas se van dando cuenta de la importancia de la actitud, el ambiente positivo y las relaciones personales a la hora de incrementar lo que realmente les interesa: productividad y beneficios. En este camino el mundo de las ventas puede y debe servir de ejemplo porque en ventas….. ¿quién gana más, el vendedor borde o el amable?. Dando ejemplos.