La Psicología Positiva y el beneficio mutuo trabajador-empresa


Estamos viviendo una época en la que unicamente oímos hablar sólo de beneficios económicos, productividad, rebaja de condiciones laborales… Bajo estas condiciones de presión parece difícil el fomentar un ‘clima’ favorable. Es una pena que desde diferentes ámbitos se fomente la visión de que el trabajador es un número y su consiguiente imagen de que la empresa es ‘un exprimidor’. Una correcta formación (que parece que empieza a emerger) en los beneficios mutuos que la aplicación de la Psicología Positiva podría otorgar a trabajador y organización se hace altamente deseable.

alienacion

A partir de que Seligman y Csikszentmihalyi iniciasen oficialmente el estudio de la ‘Psicología Positiva’ como una rama con entidad e importancia propia dentro de la propia Psicología se iniciaron sistematicamente una serie de estudios al respecto de los efectos que la puesta en marcha de las teorías de esta nueva disciplina podían tener en diferentes ámbitos de la vida. Esto incluyó al funcionamiento de las organizaciones.

Los distintos estudios analizados señalan que las prácticas positivas dentro de la organización que favorecen el desarrollo y el crecimiento de los empleados se relacionan positivamente con los resultados deseables de la organización como es, entre otros, el rendimiento. Por ejemplo, el clima y las prácticas positivas dentro de la organización (Ozcelik, Langton y Aldrin, 2008), el liderazgo de servicio y transformacional (van Dierendonck y Nuijten, 2010), el capital psicológico positivo (Luthans, Avolio, Avey y Norman, 2007), la flexibilidad psicológica (Bond, Flaxman y Bunce, 2008), la satisfacción de los trabajadores (Judge, Thoresen, Bono y Patton, 2001), el bienestar psicológico de los trabajadores (Wright, Cropanzano y Bonett, 2007), el compromiso (Bakker y Leiter, 2010), la experiencia de fluir (Demerouti, 2006) entre otros, predicen positivamente el rendimiento de los trabajadores. En otras palabras, la adopción de un enfoque de desarrollo y crecimiento de la persona en el contexto de trabajo parece estar asociado con un aumento de las ganancias de la organización.

De las conclusiones de estos estudios, se pueden derivar una serie de implicaciones prácticas recomendables:

  • Habilitar el desarrollo de un clima y unas prácticas organizacionales positivas, por ejemplo, ofrecer recursos para facilitar el equilibrio trabajo-familia (horarios flexibles, semana laboral comprimida, el teletrabajo, las instalaciones de guarderías, etc.), introducir programas de tutoría, facilitar la recuperación con tiempos de descanso adecuados y días de descanso, promocionar la generación de un clima de apoyo entre los empleados, etc.
  • Analizar las características de los puestos de trabajo y de los recursos, promoviendo retos y desafíos en lugar de obstáculos buscando, así como la motivación, el compromiso y la facilitación de la experiencia de fluir.
  • Seleccionar los coordinadores y los directores teniendo en cuenta sus características como líderes de servicio y/o transformacionales (no sólo las diferencias individuales, sino también sus relaciones dentro de la dinámica social) y, por otro lado, promover igualmente la emergencia natural y la formación de estos dos tipos de liderazgo.
  • Realizar intervenciones para mejorar el capital psicológico y la flexibilidad psicológica de los empleados mediante distintas técnicas como las provenientes de la terapia de aceptación y compromiso (ACT) aplicada al trabajo.

(Puedes leer el artículo completo al respecto en Infocop)

Adelante!


La constancia, la perseverancia, perseguir tus sueños, ‘keep on trying’, llámalo como quieras pero si entre tus fortalezas se encuentra ésta trata de no perderla y si no es así haz lo posible por fomentarla. Nunca sabes lo cerca que puedes estar de conseguir tu objetivo…

adelante

Como dice Queen en una de las mejores canciones de la historia ‘we’ll keep on trying, till the end of time’

¡No molestar!


Fuente de la imagen: Facebook

En estos días en los que muchos de nosotros nos llegamos a desesperar con esta primavera tan ‘rara’ que nos está tocando vivir me ha gustado mucho esta imagen y la reflexión con la que la han acompañado mis amigos de Psicología Sin Fronteras Navarra en su Facebook:

No tenemos el control para poder cambiar el clima, lluvias y más lluvias, claro está que si lo tuviéramos ya lo habríamos cambiando hace ya unas semanas...  Pero de lo que sí tenemos el control es de nuestra maravillosa, sorprendente e ingeniosa mente! Y ahí, podemos ser lo más positivos que queramos! Vamos a retar a estos días tan grises con pensamientos llenos de colores!

 No tenemos el control para poder cambiar el clima, lluvias y más lluvias, claro está que si lo tuviéramos ya lo habríamos cambiando hace ya unas semanas…
Pero de lo que sí tenemos el control es de nuestra maravillosa, sorprendente e ingeniosa mente!
Y ahí, podemos ser lo más positivos que queramos! Vamos a retar a estos días tan grises con pensamientos llenos de colores!

No tenemos el control para poder cambiar el clima, lluvias y más lluvias, claro está que si lo tuviéramos ya lo habríamos cambiando hace ya unas semanas…
Pero de lo que sí tenemos el control es de nuestra maravillosa, sorprendente e ingeniosa mente!
Y ahí, podemos ser lo más positivos que queramos! Vamos a retar a estos días tan grises con pensamientos llenos de colores!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Personas Tóxicas


PsicoTip

Todos conocemos a alguien que siempre está hablando de cosas negativas, que no acepta opiniones, que no escucha, que no sabe reconocer tus logros, que puede ser hiriente, agresivo y se exalta con facilidad cuando no se le da la razón. ¿Qué, sabes de quien te estoy hablando? Normalmente, después de estar con estas personas nos sentimos cansados, con poca energía, de mal humor, a veces con dolor de cabeza…Si has reconocido a alguien de tu entorno, tienes que saber que se trata de una “persona tóxica”.

Todos tenemos personas de este tipo a nuestro alrededor, por desgracia aparecen sin que nos demos cuenta, puede ser tu amigo, jefe, pareja o hermanos. Lo que en realidad es tóxico, es su comportamiento y sus actitudes, pero en psicología se conocen como “personas tóxicas”. Conozcámoslas un poco mejor.

Existen varios tipos de comportamientos tóxicos, pero los más comunes son dos; los…

Ver la entrada original 570 palabras más

Una aplicación para medir la felicidad – BBC Mundo – Noticias


Una aplicación para medir la felicidad – BBC Mundo – Noticias.

(Extraido de http://www.bbc.co.uk)

Los teléfonos inteligentes están equipados con sensores que pueden medir una gran cantidad de variables (ubicación, nivel de ruido, nivel de luz). Eso es sabido. Pero ahora un grupo de científicos asegura que pueden también ayudar a medir la felicidad o, por lo menos, los estados de ánimo de sus usuarios.

Investigadores de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, desarrollaron una aplicación para teléfonos celulares con sistema Android que combina información generada por los sensores del dispositivo con la percepción que el usuario tiene de su propio estado de ánimo.

Las aplicaciones de teléfonos inteligentes que registran estados de ánimo no son algo nuevo, pero los creadores de EmotionSense -así se llama el programa, que es gratuito y en inglés- dicen que la suya es la primera en combinar esas dos fuentes de información.

“La mayoría de los otros intentos de desarrollar software como este tienen una idea algo tosca de lo que son los sentimientos”, dijo Jason Rentfrow, profesor titular del departamento de psicología de la Universidad de Cambridge.

“Muchos definen las emociones utilizando términos como feliz, triste, enojado o neutral. Nosotros utilizamos un enfoque más flexible, recolectando información que nos muestra cómo los estados de ánimo varían de persona a persona. Creemos que esto es algo bastante único, propio del sistema que hemos desarrollado”, dijo.

“Un viaje de descubrimiento”

La primera vez que la aplicación es ejecutada se activa un sensor que informa la hora del día a los investigadores.

El programa pasa alrededor de una semana recolectando información de ese sensor y contrastándola con los estados emocionales del usuario, que debe dar su consentimiento explícito para ello (los científicos aseguran que no comparten con nadie los datos que recaban).

Esto nos permite entender a la vez cómo percibe las cosas una persona y cómo se está comportando en realidad

Neil Lathia, investigador líder del proyecto

Al completar ese período, la aplicación le pide al usuario que rellene un cuestionario de satisfacción. Eso activa el segundo sensor, el de ubicación.

Lleva unas ocho semanas activar todos los sensores, que incluyen unos que miden cuán sociable es alguien dependiendo de cuántos textos envía o cuántas llamadas hace, otros que miden movimientos y ubicación y cuánto interactúa la persona con su teléfono móvil.

Fue diseñado como “un viaje de descubrimiento”, para que el usuario les dé a los científicos una suerte de guía paso a paso de lo que puede estar influenciando cambios en sus estados de ánimo, dijo el investigador que lidera el proyecto, Neal Lathia.

“Esto nos permite entender a la vez cómo percibe las cosas una persona y cómo se está comportando en realidad”, dijo.

“Puede suceder que digan que se sienten felices al tiempo que dejan de comunicarse con sus amigos, por ejemplo. Se trata de establecer un vínculo entre las dos fuentes de información”, agregó Lathia.

Patrones de comportamiento

Para contrastar lo registrado por los sensores, la otra parte del sistema -diseñada por psicólogos- invita al usuario, en diferentes momentos del día, a ingresar información sobre cómo se siente.

Le pide que defina sus estados de ánimo sobre un “cuadro de emociones” conformado por dos ejes. Uno es para marcar lo positivo o negativo de sus sentimientos, el otro para que establezca su nivel de actividad.

Imagen de la aplicación EmotionSense

Ejes de emociones y de actividad.

Luego, el usuario completa una serie de preguntas para evaluar más en detalle ambos aspectos.

Al final de las ocho semanas la aplicación provee al usuario con un reporte que exhibe cómo sus actividades cotidianas se vinculan con sus estados de ánimo, lo que podría permitirle identificar patrones nocivos de comportamiento.

Herramienta terapéutica

Los investigadores también esperan que la aplicación pueda ser usada como herramienta terapéutica por profesionales de la salud.

“La mayoría de la gente que hace terapia tiene sesiones cada dos semanas”, dijo Lathia.

“Pero muchos de ellos tienen sus teléfonos encima casi todo el tiempo. Los teléfonos celulares pueden proveer un enlace permanente con una persona”.

La aplicación forma parte de un proyecto de investigación más amplio, que busca identificar modos en que los teléfonos móviles pueden utilizarse para mejorar la salud y el bienestar general de las personas.

Además, el código utilizado para recolectar la información de los sensores será de acceso público, de modo que otros investigadores puedan llevar a cabo sus propios experimentos.

Qué dicen los usuarios

A la hora de publicar esta nota, 20 personas habían valorado la aplicación en la plataforma de descargas para Android de Google, Google Play.

En promedio, le daban un puntaje de 3,4 sobre 5. Y estos son extractos de algunas de las opiniones que expresaron sobre EmotionSense:

Andy Lewis
“Esta es es una gran idea para usar dispositivos móviles para monitorear como la interacción social se relaciona con las emociones”.

Benjamin Sperry
“Absolutamente inútil. Tan básico que da pena. Lo borré cinco minutos después de descargarlo”.

Mark Cooper
“¡Esta aplicación realmente ha capturado mi atención!”

Bennie Benson
“Gran idea, hay que esperar un poco más para ver qué tal”.

Ryan Kirkman
“La voy a probar porque tengo problemas con mis estados de ánimo y espero que esto me ayude a identificar los problemas que están detrás de esto. Gracias”.

Simon Coles
“Una idea interesante, fácil de usar. Me preocupan los problemas con la batería del teléfono que otros usuarios han mencionado”.

Gav Hale
“El 37% de consumo de batería me obligó a borrar este programa para que la batería de mi teléfono Nexus 4 llegue al final del día sin tener que recargarla”.

Alan Maynard
“Realmente quiero ver qué dice esta aplicación sobre mí. Cualquiera que la descargue tiene que tener en cuenta que demora en analizar los datos antes de ofrecer un reporte”.

Miriam Gunter
“Parecía una buena idea… Pero (como usuaria) hay que responder a demasiadas preguntas”.

‘Yes, we can’


El ‘Yes, we can’ de Obama* es quizá la mejor frase que haya pronunciado nunca un político. Cuando la empleo durante la campaña presidencial de los EEUU en 2008 seguramente no era consciente de la potencia de 3 simples palabras (o sí), palabras que se han convertido en un potente slogan.

*Días después de publicar esta entrada en positiviza.com, emitieron en Telediario 2 de RTVE este mini-reportaje sobre el origen de éste slogan y parece ser que tiene una historia bastante más larga e interesante…al menos dos años antes de que Obama lo pronunciase ya la afición de Ecuador la había utilizado y en los años 70 era el lema de dos sindicalistas hispanos en EEUU :

 

Screenshot - 02_06_2013 , 23_50_48

yes we can

Yes, sí, afirmación. No hay palabra más positiva que esa y no estaría nada mal que nos acostumbremos a usarla más a menudo, siempre que podamos. ¿Qué frase te resulta más estimulante después de un partido del deporte que elijas?: ¡Sí, he ganado! o ¡Bien, no he perdido! Yo lo tengo claro, siempre mejor en positivo. Yes, sí, significa ¡por supuesto! ¡a por ello! ¿Os imagináis a Obama diciendo ‘maybe, we can’? Seguro que ahora nadie recordaría esa frase. El ‘sí’ nos implica compromiso, seguridad, positivismo… no dejamos ningún resquicio a la duda.

We, nosotros. Después de la fuerza afirmativa del sí, viene el nosotros. Ese sí lo estamos diciendo nosotros, todos, el que hable y los que escuchan, nadie se puede escaquear. Potenciamos el sentido de pertenencia, tenemos una misión común, tú no eres ajeno a esta marea positiva que se te está ofreciendo. Afirma Seligman en una de sus conferencias que uno de los rasgos que distinguen a las personas felices es que son ‘extremadamente sociales’. Este ‘We’ nos está dando la posibilidad de eso, de ser sociales, pertenecer a algo importante!!

Can, podemos. Presente de indicativo. No nos está diciendo que ‘podríamos, pudimos, puede ser, perhaps we could….’ Nosotros podemos, también, sin dudas. Si os gusta el fútbol habréis visto últimamente en muchos estadios cómo los equipos que están luchando por no descender parece que se transforman al grito de su afición de ‘sí se puede, sí se puede!!’ ¿os suena?

En fin, 3 palabras con sólo 8 letras… a veces lo más sencillo tiene un efecto infinitamente mayor que el típico discurso de 2 horas.

Y digo yo… si a Obama ese slogan le ha dado un resultado tan espectacular, ¿por qué no nos lo aplicamos cada uno de nosotros cambiando solamente una palabra?

Yes, I can, Sí, yo puedo. Por supuesto que puedo, sin dudas, sin excusas. Como dice este cartel, sin arrugas en los sueños y en las esperanzas.

envejece

Actitud: Valentía, Persistencia y Creatividad


¿Eres vendedor? Quizá te veas reflejado en este simpático video. Una cigüeña que sin saberlo nos muestra a la perfección 3 de las Fortalezas propuestas por Seligman y que sin duda te pueden ayudar mucho en tu labor del día a día:

Valentía: No dejarse intimidar ante la amenaza, el cambio, la dificultad o el dolor. Ser capaz de defender una postura que uno cree correcta aunque exista una fuerte oposición por parte de los demás, actuar según las propias convicciones aunque eso suponga ser criticado. Incluye la fuerza física pero no se limita a eso.

Persistencia Terminar lo que uno empieza. Persistir en una actividad aunque existan obstáculos. Obtener satisfacción por las tareas emprendidas y que consiguen finalizarse con éxito.

Creatividad: Pensar en nuevos y productivos caminos y formas de hacer las cosas. Incluye la creación artística pero no se limita exclusivamente a ella.

Al final la cigüeña seguro que consigue sus objetivos. ¿Y tú?



Test de Optimismo


Leyendo al libro ‘La Auténtica Felicidad‘ de Seligman llegué a un capítulo que comenzaba pidiendo pasar un test para medir el optimismo. Este test, de 34 preguntas con dos opciones de respuesta, mide principalmente dos dimensiones: la Permanencia y la Pesistencia divididos estos a su vez en los sucesos negativos y positivos. Si no dispones del libro y quieres conocer tus puntuaciones en estas dimensiones lo puedes hacer facilmente en http://psicologiapositiva.org. De todos modos te aconsejo hacerlo con el test que viene en el libro ya que la explicación y los diferentes resultados que puedes obtener son mucho más detallados ayudandote a entender el por qué de esos datos y lo más importante, a mejorar tu estado en cuanto a optimismo y esperanza.

Por cierto, mis resultados me sorprendieron!!

test optimismo